lunes, 27 de diciembre de 2010

Quizás no sea demasiado tarde para narrar esta historia que me envuelve, me asfixia, no me deja ser. Fueron 14 años de silencio, de sentir que algo desgarraba mi piel, algo quebraba mi aliento. Toda mi vida calle las cosas que debía decir, todas las cosas que siempre me hicieron mal, supongo que era mejor suprimir en mi interior todos esos sentimientos, pero sabia muy bien que tarde o temprano todo eso acumulado iba a estallar en un ataque de pánico o peor aun… una cicatriz mas en mi muñeca.

Mi infancia nunca fue un arco iris, nunca fue una sonrisa, o un abrazo, fue mas bien un agujero negro que me consumía, me arrastraba hacia la oscuridad infinita. Me perturba pensar en mi niñez, siento que me robaron los sueños, mi inocencia.

Lo que mas duele de todo esto es que nunca pude hacer nada, no pude pelear por lo que me pertenecía, por defenderme de tal brutalidad hacia mi persona. Nunca pude denunciarlo, ni contar todo el suceso, con solo querer recordar entro en un choque emocional. Me costaba dormir, lo soñaba todas las noches, una y otra vez por mi pequeña cabeza volvía a revivir ese evento, estaba perdiendo la sensatez.

La culpa me visitaba todos los días, Culpa? Si, sentía culpa de no poder haber echo nada, me sentía sucia, desdichada, y me preguntaba varias veces al día por que me había pasado a mí.

Transcurrían los días, y nadie se daba cuanta de nada, mi familia era incapaz de notar los cambios atroces que habían ocurrido en mi, lloraba en silencio, vivía de luto.

Con solo 6 años de edad no entendía muy bien los caminos de la vida, pero si entendía que algo malo me había sucedido y tenía miedo de hablar. Tenía miedo de cualquier circunstancia. No lograba tener paz interior, no lograba sonreír como alguna vez lo hice, el se había llevado mi alma., el es el culpable de mi salud mental, el debería morir.

Fui creciendo, y entendí que lo que me había pasado no solamente me había pasado a mí, sino a millones de mujeres en el mundo, no estaba sola, alguien me entendía.

Nunca, pero nunca voy a lograr entender esto, nunca. Como una persona puede dañar de tal manera a un ser humano, a una criatura. El mundo es un lugar inseguro, siempre voy a pensar así, nunca deje de creer que todos mis pesares son debido a esto, me convertí en una persona imposible de manejar, una persona con miedo, oscura, con el corazón enfriándose de odio. También soy demasiado masoquista, me interno en mi cuarto a ver ‘La ley y el orden U.V.E’, quizás algún día descifré algo me digo a mi misma mirando ese programa, y me duermo pensando que quizás algún día me tire del techo para perder la memoria, duele recordar, pero tenia que descargarme, sacar de una vez todo lo que me hace una persona imposible de descifrar, pero fuerte, a pesar de todo me fortalecí, con los años crecí y luche, luche? Lucho contra toda tormenta.

Decidí de una u otra forma dejar esto atrás, se que igualmente en un rincón de mi va a quedar grabado esto, no puedo borrarlo, es como una maldita cicatriz, pero estoy decidida de empezar un nuevo capitulo en mi vida, dejar que abusaran de mi a los 6 años me marco para siempre, pero aunque suene raro, algo aprendí de todo eso, que por más que me haya llevado a los caminos más oscuros de mi vida, sigo de pie después de un intento de suicidio, sigo de pie a pesar de las drogas, sigo de pie a pesar de la autoflagelación, de mi desorden alimenticio, acá estoy, tratando de ser feliz, de ser alguien, de tener un futuro con mi familia, mis amigos esos que me bancan en todo, hay que tener paciencia para bancar mis repentinos cambios de humor! Los amo.

No voy a vivir arrepentida y con pesar toda mi vida, no! Nunca más.

1 comentario:

  1. sos una valiente & un muy buen ejemple me encanta leer las cosas que pones sos GROSA

    ResponderEliminar