miércoles, 1 de diciembre de 2010

Nuestras huellas desaparecieron como las huellas que dejamos en la arena atacadas por las tempestades de estos tiempos de soledad.

Ya no hay ni un solo recuerdo

Mi mente a la deriva está naufragando en un mar de miedos tan solo acompañado del silencio tan solo acompañado del silencio .

Silencio dime a donde ir porque no escuchas ya mi gritos

¿qué esperas que me arrodille ante ti?

¿Qué esperas que me humille por ti?

Basta ya.

Basta ya de este juego quitare las vendas de mis ojos porque las cosas son como quiero que sean.

Llegare tan lejos como yo quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario