lunes, 27 de diciembre de 2010

Quizás no sea demasiado tarde para narrar esta historia que me envuelve, me asfixia, no me deja ser. Fueron 14 años de silencio, de sentir que algo desgarraba mi piel, algo quebraba mi aliento. Toda mi vida calle las cosas que debía decir, todas las cosas que siempre me hicieron mal, supongo que era mejor suprimir en mi interior todos esos sentimientos, pero sabia muy bien que tarde o temprano todo eso acumulado iba a estallar en un ataque de pánico o peor aun… una cicatriz mas en mi muñeca.

Mi infancia nunca fue un arco iris, nunca fue una sonrisa, o un abrazo, fue mas bien un agujero negro que me consumía, me arrastraba hacia la oscuridad infinita. Me perturba pensar en mi niñez, siento que me robaron los sueños, mi inocencia.

Lo que mas duele de todo esto es que nunca pude hacer nada, no pude pelear por lo que me pertenecía, por defenderme de tal brutalidad hacia mi persona. Nunca pude denunciarlo, ni contar todo el suceso, con solo querer recordar entro en un choque emocional. Me costaba dormir, lo soñaba todas las noches, una y otra vez por mi pequeña cabeza volvía a revivir ese evento, estaba perdiendo la sensatez.

La culpa me visitaba todos los días, Culpa? Si, sentía culpa de no poder haber echo nada, me sentía sucia, desdichada, y me preguntaba varias veces al día por que me había pasado a mí.

Transcurrían los días, y nadie se daba cuanta de nada, mi familia era incapaz de notar los cambios atroces que habían ocurrido en mi, lloraba en silencio, vivía de luto.

Con solo 6 años de edad no entendía muy bien los caminos de la vida, pero si entendía que algo malo me había sucedido y tenía miedo de hablar. Tenía miedo de cualquier circunstancia. No lograba tener paz interior, no lograba sonreír como alguna vez lo hice, el se había llevado mi alma., el es el culpable de mi salud mental, el debería morir.

Fui creciendo, y entendí que lo que me había pasado no solamente me había pasado a mí, sino a millones de mujeres en el mundo, no estaba sola, alguien me entendía.

Nunca, pero nunca voy a lograr entender esto, nunca. Como una persona puede dañar de tal manera a un ser humano, a una criatura. El mundo es un lugar inseguro, siempre voy a pensar así, nunca deje de creer que todos mis pesares son debido a esto, me convertí en una persona imposible de manejar, una persona con miedo, oscura, con el corazón enfriándose de odio. También soy demasiado masoquista, me interno en mi cuarto a ver ‘La ley y el orden U.V.E’, quizás algún día descifré algo me digo a mi misma mirando ese programa, y me duermo pensando que quizás algún día me tire del techo para perder la memoria, duele recordar, pero tenia que descargarme, sacar de una vez todo lo que me hace una persona imposible de descifrar, pero fuerte, a pesar de todo me fortalecí, con los años crecí y luche, luche? Lucho contra toda tormenta.

Decidí de una u otra forma dejar esto atrás, se que igualmente en un rincón de mi va a quedar grabado esto, no puedo borrarlo, es como una maldita cicatriz, pero estoy decidida de empezar un nuevo capitulo en mi vida, dejar que abusaran de mi a los 6 años me marco para siempre, pero aunque suene raro, algo aprendí de todo eso, que por más que me haya llevado a los caminos más oscuros de mi vida, sigo de pie después de un intento de suicidio, sigo de pie a pesar de las drogas, sigo de pie a pesar de la autoflagelación, de mi desorden alimenticio, acá estoy, tratando de ser feliz, de ser alguien, de tener un futuro con mi familia, mis amigos esos que me bancan en todo, hay que tener paciencia para bancar mis repentinos cambios de humor! Los amo.

No voy a vivir arrepentida y con pesar toda mi vida, no! Nunca más.

jueves, 9 de diciembre de 2010

No sabes todo lo que te extraño, hace más de una semana que no te veo y me estoy volviendo loca, necesito que me hagas reír, que me digas “faquí”, “flore” y demás. Esto me está matando, me envuelvo en una desesperación por sostenerme de alguien, quiero que alguien me entienda, me quiera, me de calor. Sos todo, mi comida, mi buen humor, mis ganas de sentir amor nuevamente. Comparo mi pasado con vos y sos una luz brillante que promete iluminar toda la oscuridad que me rodea.

Muchas veces pienso que no quiero que juegues conmigo, prefiero las cosas claras como van hasta ahora, sin problemas. Te pido que no te vayas de mi lado, cada minuto que no estas me vuelvo más débil. Estoy aquí sentada, confesándote todo lo que me haces sentir, estoy abriendo mis alas, te estoy regalando mis secretos, ya no tengo nada que esconder.

Me dejas sin aliento cada vez que te veo, me cubrís de sueños y haces latir mi corazón rápido, muy rápido. Lo más gracioso es que sabes que no puedo resistirme, y a pesar de que somos dos mundos diferentes nos entendemos muy bien. Te quiero, y lo quiero evitar, pero no puedo.

Escribi muchas cosas, but... todavia no las voy a subir por aqui :)

lunes, 6 de diciembre de 2010

No hay noche que pase sin que las lágrimas se despidan de mis ojos agobiados para terminar su recorrido en mi remera o pantalón. Al menos mantengo la pequeña esperanza de que todo va a mejorar, deseo que mejore. Para colmo me prestaron un libro muy bonito, pero triste, muy triste, no leí ni el cuarto del libro que me hizo llorar a montones. El libro se titula como “mi planta de naranja lima”, y me cautivo. Siguiendo con el tema de la tristeza que ya me tiene harta, este finde semana fue el mejor, no me volé la cabeza con nada, solo me enfoque en pasarla bien y ahuyentar los fantasmas de mí, lejos.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Perdóname sí parezco seguir adelante
Pero nunca he estado delante de cualquier cosa cómo tú
Es el último lugar que pensé que estaría cuando desperté ésta mañana
¿Es verdad que siempre estás tan impresionante?
Y eres inteligente y estás disupuesta
Y Dios mío, ésto me está matando

Dime todas las cosas que nunca dijiste
Podemos estar aquí y hablar por horas en mi cama
No tengo nada para esconder
No tengo todo lo que cualquier cosa que no es cierta
No tengo nada para esconder
No tengo todo lo que cualquier cosa que no es cierta

Has comenzado a ver a través de mí
Y estoy amando cada minuto de ello
Es cómo que nací de vuelta cada vez que respiro
Sí eres curiosa mi color favorito es el azul
Y amo cantar en la ducha
Sí quieres te canto a tí

Dime todas las cosas que nunca dijiste
Podemos estar aquí y hablar por horas en mi cama
No tengo nada para esconder
No tengo todo lo que cualquier cosa que no es cierta
No tengo nada para esconder
No tengo todo lo que cualquier cosa que no es cierta

Díme todas tus esperanzas
Todos tus sueños
Quiero que me lleves allí (lleves allí)
Díme todas tus esperanzas
Todos tus sueños
Quiero que me lleves allí (lleves allí)
Dime todo
Cada respiro
Quiero que sepas que estaré allí (estaré allí)
Hay sólo una cosa
Una petición
Quiero que me lleves contigo

Llévame contigo
No te defraudaré
Te amaré ahora y siempre (ahora y siempre)

Secondhand Serenade - Take Me With You (traducida)

jueves, 2 de diciembre de 2010

Cuando alguien muere debería haber un impacto en el mundo, no deberían estar solos, alguien debería ponerse triste. Alguien se pondrá triste el día que yo muera? Son increíble las cosas que pensamos cuando estamos deprimidos.

Desesperada busque algo con que matar la ansiedad, no encontraba nada, no me dejan pastillas a mi alcance. Pero no se iban a salir con la suya, si no tengo lo que quiero enloquezco, seguí revisando todos los cajones de mi casa, y aleluya! Encontré dieciocho pastillas que introduje en mi boca con gran alivio, al mismo tiempo eran desplazadas hacia mi estómago con cinzano puro. Prepare las cosas para bañarme, y sentía que flotaba, mi cuerpo era liviano como una pluma, me sentía en otro mundo. Termine de hacer lo que debía y agarre mis cosas y fui a la parada del colectivo, me senté, mi corazón latía muy fuerte, podía sentir su latido por todo mi cuerpo. Casi sucumbo al suelo por el mismo peso de mi cuerpo al querer subir al bondi, una hora después llegue a puerto seguro, la casa de mariano, donde me senté en la vereda y ya no sabía qué hora era, que me pasaba y quien era mariano. Me retaste un largo rato recuerdo mientras íbamos a buscar a Lisi a la parada para irnos al centro. Sentía que mientras caminaba volaba, ya no era yo quien controlaba mi cuerpo eran las pastillas que me hicieron feliz al menos unas horas, hasta que termine vomitando en el inodoro de la macarena, era un desastre, no era yo, era una desconocida.

Pero una vez más aquí estoy, me podría haber muerto de un paro al corazón, no miento, latía de una forma descontrolada y desconocida para mí hasta ese momento, era una arritmia imposible de controlar por más que me dijera a mí misma “respira hondo por nariz, y exhala por la boca”. Quizás si ese domingo moría mucha gente se hubiera puesto triste, pero al fin terminaría con toda esta angustia, con todo el sufrimiento que hago pasar a mi familia.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

26 de Febrero en Argentina? Me mueeeeeeeee.

Nuestras huellas desaparecieron como las huellas que dejamos en la arena atacadas por las tempestades de estos tiempos de soledad.

Ya no hay ni un solo recuerdo

Mi mente a la deriva está naufragando en un mar de miedos tan solo acompañado del silencio tan solo acompañado del silencio .

Silencio dime a donde ir porque no escuchas ya mi gritos

¿qué esperas que me arrodille ante ti?

¿Qué esperas que me humille por ti?

Basta ya.

Basta ya de este juego quitare las vendas de mis ojos porque las cosas son como quiero que sean.

Llegare tan lejos como yo quiera.

Por los caminos donde yo transito, se que son los correctos. No voy a correrme ni a tropezar. Mantengo la fe en mí y en los míos. Siempre igual, lo que pienso te lo expreso sin pensarlo ni meditarlo. En mi camino te metes, y para vos no es buen lugar.

Que hermosa tarde que pase a tu lado amigo mío, llegaste y mi sonrisa es automática, grande, llena de felicidad. Parlamos de todo, nos desahogamos. Sacamos fotos con tu celular, nos reímos a mas no poder con mis idioteces, y seguíamos charlando mientras me pintaba las uñas de azul petróleo.

Llego la hora de la comida. Si comí, una porción de tortilla de papas, y ahí empezó la revolución, me dolía el estómago, maldecí como una hora ese dolor que no me dejaba en paz, no me dejaba pensar. Se acercaba la tormenta, amo las tormentas! Me dijiste que te acompañara a tomar el colectivo, yo gustosa acepte, es hermoso caminar debajo de la lluvia, salimos a los trotes, riéndonos de que el viento me llevaba. Llegamos a la esquina y el agua helada recorría nuestras espaldas. Nunca fui tan feliz con cosas tan simples como estar con mi mejor amigo debajo de la lluvia esperando un colectivo.

Volví a casa, cansada, con el estómago reprochándome cosas, y me acosté. A continuación le mande un mensaje a L, no recuerdo muy bien que decía, pero creo que repetía lo mismo de siempre, “no puedo estar con vos, no vengas a buscarme”, me fundió el sueño y no escuche que me contestaste, después de una hora abrí los ojos, me levante, apague el televisor donde miraba Dr.House, y vi que tenía un mensaje tuyo, no lo leí, es más lo borre. Quiero terminar con todo esto de una vez. Ser esa chica alegre que alguna vez fui, rodeada de amigos, de momentos hermosos.